Durante Podemos hablar, el programa de Andy Kusnetzoff en Telefé, Diego Korol contó una anécdota que dejó a varios sorprendidos. El conductor de Peligro sin codificar recordó un peligroso episodio que vivió en Africa y donde Diego Maradona fue, de algún modo, protagonista...sin querer serlo.

En 1999 Korol trabajaba como notero de ShowMatch y fue a cubrir el Mundial Juvenil de Fútbol. Y todo comenzó después de un partido de la selección Argentina.

“Era la única cámara argentina que había ido a Nigeria, había terminado un partido de Argentina y como teníamos que mandar el material, tuvimos que llevarlo del lugar donde se jugó el partido hasta la capital”. Hasta ahí bien. Sin embargo, todo se enturbió bastante rápido.
 Korol recordó que fue advertido antes de comenzar el viaje 
“El embajador que estaba con la delegación nos dijo no lo hagan de noche, el trayecto es imposible, no lo hagan”,
pero el equipo de ShowMatch no le hizo caso. Y emprendieron el trayecto de noche, solos y con todo el material para editar.

Durante una parte del trayecto, Korol y su equipo empezaron a relajarse. Les duró poco. 
"Veníamos medio dormidos, el camarógrafo abrazado de su cámara, el productor atrás, yo adelante. Vimos fuego en el medio de la ruta y el que manejaba, lo único que dijo, fue oh, oh ”.

Detrás de la fogata había un grupo de personas armado. Según Korol 
“eran tipos que tenían escopetas. Se sube uno al auto, doblan en el camino, no entendíamos qué carajo estaba pasando. Van, golpean una puerta. Sale uno de una casa, con calzones blancos como los que usábamos cuando éramos chicos, nos bajamos y el que sale me agarra la credencial: Miren, mi nombre es Diego Armando”,
 fue lo primero que les dijo Korol al presentarse.

Su verdadero segundo nombre, que lo tiene de casualidad, no por Maradona ya que Korol nació en 1969, cambió toda la densidad de esa situación.
 “Ese nigeriano en calzones, comenzó a decir, Diego Armando. El de la escopeta me miró, no sabía si yo era Maradona pero era muy futbolero, amaba a la Argentina, qué se yo... y le decía al de la escopeta ‘dejalo pasar’ y el de los calzones dijo: ‘Diego Armando pasa’“,
 contó el conductor.

Incluso, sólo la referencia a Maradona no sólo les abrió el camino para seguir camino, además los nigerianos pasaron del secuestro extorsivo a la generosidad: les llenaron el tanque con nafta para que puedan continuar sin problemas rumbo a destino.

Los tres argentinos llegaron a la capital nigeriana, editaron el material y lo mandaron. Pero todo fue inútil. "Fue una nota horrible, que no salió al aire", confesó Korol agarrándose la cabeza. ¿Qué dirán de este "milagro" los fieles de la iglesia maradoniana ?

Dejar un Comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente