La pelota de tenis es un objeto tan modesto en nuestras vidas que damos por hecho su apariencia. ¿Quién no se ha topado con una de ellas, olvidada, en el rincón más alejado de su armario o garaje?

Dejar un Comentario

Previous Post Next Post