Preparan el billete de 5 mil pesos, sin animales

Preparan el billete de 5 mil pesos, sin animales

En un contexto de mayor emisión monetaria y más uso de dinero en efectivo por parte de las personas en el marco de la cuarentena, el gobierno avanza en la idea de lanzar próximamente un nuevo billete de 5.000 pesos. 

Los analistas dicen que es un buena medida para “abaratar los costos” del Banco Central que le “está dando a la maquinita sin parar” para mitigar los efectos del aislamiento obligatorio impuesto por el gobierno para enfrentar la pandemia de coronovirus.

También advierten que es consencuencia de una mayor inflación que licuó el poder de compra de los actuales billetes, donde el de mayor denominación es el de $1.000.

Desde hace por lo menos dos meses que circulan versiones sobre el nacimiento del billete de $5.000 pero ahora en un escenario de mayor emisión y aprovechan que  la inflación de abril dio cierta tregua, y lo mismo ocurriría en mayo según prevén los analistas, el gobierno se aprestaría a ponerlo en marcha.

Así lo anticipó el domingo el portal de El Cohete a la Luna, de Horacio Verbitsky, quien planteó que “la brusca reducción de la demanda y el consumo, animó al gobierno a preparar el lanzamiento de un billete de 5.000 pesos, que racionalizaría los tiempos de la emisión monetaria”.

Según confirmaron a Clarín algunas fuentes, el gobierno avanza en esa dirección. No obstante, en el Banco Central comentaron a PERFIL que «por ahora no hay nada para decir del tema».

Sobre la eventual medida, Martín Vauthier, economista de Eco Go, explicó que “dada la inflación, los billetes de una determinada denominación cada vez vez van representando menor poder adquisitivo con lo cual terminan apareciendo los billetes más grandes”.

“En un contexto de inflación que mostró una tendencia creciente y va licuando el poder adquisitivo de los billetes, por un lado, la medida tiene que ver  con un tema de comodidad, en cuanto efectivo uno va llevando, pero  también es una cuestión de costos de impresión de billetes para el Banco Central,  es menos costoso imprimir un billete más grande”, justficó. 

En consonancia, Ramiro Marra, de Bull Market Broker, evaluó que “son las consecuencias de una inflación acelerada, y de otras políticas que se están tomando de manera equivocada, como la emisión monetaria que aceleró con la pandemia del coronovirus, pero que nunca termina de aflojar; ahí radica el problema que genera la necesidad de imprimir billetes de alta denominación”.

Hoy las máquinas con esta impresión monetaria no deben estar dando abasto y por salen a imprimir este billete de $5.000, fijate que se saltean el $2.000, hoy las máquinas deben estar al ciento por ciento”, enfatizó.

Frente a ese panorama, Marra avaló que es “una decisión que hay que tomar porque sino pasa lo que sucedió anteriormente, empezas a tener flujo del dinero y costos asociados como el transporte, y a una economía poco ágil”, razonó.

Además, fundamentó que esta medida “disminuye el costo de impresión, hoy imprimen billetes de 1.000 pesos y si pasan a los de $5.000, imprimis cinco veces menos”. 

Guido Lorenzo, economista de LCG, planteó: «si uno lo mira en términos comparativos, es como tener un billete de US$ 50», y acotó que «si uno ajusta por inflación es lógico, que el billete de máxima denominación no alcance para pagar dos o tres pizzas como sucede actualmente te marca la pauta que hacía falta».

Imagen La incógnita que aún no se develó es que imagen llevaría en su diseño el nuevo billete. En ese sentido, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, cuando asumió en diciembre en su cargo, adelantó que se eliminará las imágenes de animales autóctonos –que habían surgido durante la gestión de Federico Sturzenegger, y se buscará «consenso» para decidir qué iconos tendrán los nuevos billetes. 

«Siempre tiene un valor simbólico lo que hay en los billetes. En un país que tiene los poetas, los políticos, la historia que tiene la Argentina, tener que recurrir a sus animalitos es un poco triste. No sólo debiera haber políticos de relevancia, sino también exaltar nuestra cultura, nuestra ciencia y técnica, y buscar valores que representen a todos, no sólo a una parte»”, había argumentado Pesce en ese momento.

También el presidente Alberto Fernández expresó su inclinación por retomar en los billetes las figuras de “próceres y los grandes hombres y mujeres de la Argentina”. 

“Lamento mucho que Evita haya desaparecido de los billetes, pero también lamento que desaparezcan Sarmiento, Belgrano, San Martín», dijo el 17 de noviembre el entonces mandatario electo a Página 12.

Recientemente, la coordinadora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, propuso lanzar billetes feministas, y sugirió entre los modelos, figuras como Eva Perón, Azucena Villaflor, fundadora de las Madres de Plaza de Mayo y desaparecida en 1977,  Juana Azurduy, luchadora en las guerras por la emancipación del Virreinato del Río de la Plata, y Cecilia Grierson, primera médica argentina y luchadora por los derechos de las mujeres.

Este último nombre sonó con fuerza en las últimas semanas, en el marco de la actual pandemia donde se busca resaltar la labor de los médicos.

fuente: perfil.com

Compartilo en:

Publicaciones Relaciondas

Últimas Noticias

  • Suscríbete al Newsletter

Suscribite y recibí a tu e-mail avisos de nuestras nuevas Publicaciones.

Únete a 1 suscriptor